¡Hermanos macabeos en México!

Dicen que los hermanos sean unidos, porque esa es la ley primera, pero los Tunik se lo tomaron muy en serio. Álvaro, Andrés y Nicolás son hermanos y todos representarán al EIM en el evento comunitario más importante del año: los Panamericanos de México 2019. Los tres expresaron sus sensaciones en la previa. “Me imagino una fiesta total”, dijo Álvaro, mientras que Andrés agregó: “Estamos todo el día pensando y hablando de las Macabeadas”. Por su parte, Nico manifestó: “Queremos dejar a nuestro país en lo más alto”. 

Del 5 al 15 de julio se llevarán a cabo los Panamericanos de México 2019 y el EIM prepara su delegación con todo. Como siempre hay grandes historias para contar. En este caso los hermanos Tunik. Álvaro y Andrés representarán a Chile en fútbol Open, mientras que Nicolás lo hará en la categoría Juniors. Los tres hablaron y no ocultaron la alegría que tienen por decir presente, y más, por hacerlo en familia.

El primero en hablar fue Álvaro que contó como se preparan en la previa: “Entrenamos como grupo dos veces por semana, y competimos en la Liga Interestadios. La preparación no es solo con el equipo, también cada uno personalmente tiene que ir al gimnasio para estar en forma para la competición. Yo en lo personal voy tres veces por semana y juego futbol otras tres veces con mis amigos. La parte de la fiesta y la alimentación la estoy regulando de a poco, ya que en vacaciones no pensé mucho en las Macabeadas. La expectativa es ir a competir, pero lo que sí sabemos es que vamos a dar lo mejor de nosotros. Estamos entrenando estas primeras semanas más físico y mucho toque, que es lo que le gusta al entrenador”.
Por su parte, Andrés continuó: “Estamos con muchas ansias, ya quedan menos de cuatro meses y estamos todo el día pensando y hablando de las Macabeadas. Viendo actividades para juntar fondos para viajar, armando ambiente de equipo y obviamente entrenando. Con respecto al equipo, hay que seguir mejorando. Es un grupo con una buena mezcla de experiencia y juventud, así que la idea es poder ser los mejores con la pelota en los pies y practicar mucho el toque de balón, todo sumado a una buena preparación física y alta intensidad estas menos de veinte semanas que quedan”.
Mientras que Nicolás, el hermano menor que participará en fútbol Juniors, contó: “El grupo se prepara entrenando martes, jueves y sábado. Tenemos las mejores expectativas, espero que tengamos una buena relación como equipo, que aprendamos a comunicarnos y a tratarnos bien porque de esa manera es mucho mejor la convivencia en equipo, y mejorar que nunca está de menos”.

Todos esperan grandes cosas de estas Macabeadas y ante la pregunta de lo que se imaginan contestaron. “Una fiesta total, el tercer evento del mundo que reúne más gente en torno a una competición luego del Mundial de fútbol y las Olimpíadas. Muchas experiencias, amistades, y futbol”, señaló Álvaro, y siguiendo con la misma línea Andrés agregó: “Diez días tremendos, ojalá ganando, pero sino con un ambiente indescriptible. Participé en unas Macabeadas jugando futsal hace más de siete años, pero ir a jugar unas de fútbol 11, con un plantel de casi veinte jugadores, debe ser algo inigualable. Y con la fe de sacar buenos resultados, pasarlo muy bien, y que finalmente este equipo sea la base para ir a las Macabeadas Mundiales de Israel 2021, porque queremos repetir la experiencia vivida en México”. Y Nico cerró: “Me imagino que van a ser espectaculares, ya que vamos a conocer a gente y lo vamos a pasar bien”.

Sobre el hecho de compartir Macabeada entre los tres hermanos, todos se mostraron sumamente felices. “La verdad hasta ahora ni lo había pensado. Vamos a ser cinco Tunik participando en las Macabeadas (NdeR: Alan Tunik, tío que juega al tenis y ganó la dorada en los Panamericanos de Chile 2015, y Sebastián, en fútbol Juniors), que locura. Probablemente haya uno que se lleve más portadas que el resto, jaja. Es un orgullo poder compartir este momento con casi toda la familia, yendo a ver los partidos de los otros, y estar todos en la misma sintonía todo este año”, expresó Andrés. Por su parte, Nico manifestó: “Es espectacular, porque para mí no puede haber mejor Macabeada que las que son en familia y más encima con un medallista”. Y al final Álvaro concluyó al respecto: “Es algo increíble, ir todos en familia a un evento así de importante es buenísimo. Alentarnos entre nosotros, compartir esta experiencia y además poder formar parte del mismo equipo con mi hermano mayor”.

Con respecto a lo que sueñan en estos Panamericanos expresaron. “En lo futbolístico me gustaría una medalla. Y en lo personal, compartir con los amigos, tener historias para contar y poder decir que fui parte de esta fiesta”, sentenció Álvaro, y Andrés se mostró igual de optimista: “Obviamente nos animamos a soñar con la medalla de oro. Fuimos los últimos campeones invictos en el torneo que jugamos localmente y se nos sumaron nuevos jugadores. Somos un equipo muy comprometido y con hambre de ganar, así que por qué no soñar con una medalla y ojalá que sea la de oro”. Con el mismo entusiasmo, Nico cerró: “Sueño que con el equipo estemos más unidos que nunca y hacer lo mejor que podamos para dejar a nuestro país en lo más alto”.

Por Jonathan Steingard - Diario Stampa en Chile